“Hoy es imprescindible sumar”

Rectora de la Universidad de Oriente

Discurso de la Rectora de la Universidad de Oriente en el Acto por el 66 Aniversario de la creación de nuestro, realizado el 10 de octubre del 2013, en el Salón de los Vitrales.

Estimados profesores, trabajadores y estudiantes que nos acompañan:

Invitados:

Quisiera comenzar mis palabras de hoy, rindiendo homenaje a un profesor, artista e historiador, que ha fallecido a solo unas horas de este aniversario.

Miguel Ángel Botalín Pampín se desempeñó como Director de Extensión Cultural y de la Revista Santiago en la Universidad de Oriente. El pasado 16 de julio fue invitado especial en la Graduación 60 Aniversario, realizada en el antiguo Cuartel Moncada.

Llegue a sus familiares, especialmente a una de sus hijas que también es miembro de nuestro claustro, el sentido pésame a nombre de toda la Universidad de Oriente.

Cada vez que conmemoremos un nuevo año de fundados, será inevitable recordar el contraste que nos provocó la celebración del 65 Aniversario y el devastador paso del huracán Sandy solo unos días después.

Aún no habían terminado los ecos del festejo y debimos encaminarnos a recuperar y, en la práctica, reconstruir, casi la totalidad de nuestra Alma Mater. No hemos concluido esa labor, que adquiere mayor complejidad, debido a las necesidades acumuladas durante décadas. Sin embargo, gracias al esfuerzo de estudiantes y trabajadores, hemos salido adelante.

De esa misma manera, nuestros fundadores desarrollaron un proyecto que fructificó hasta hoy, convertido en la Universidad de Oriente. Las luchas por su fundación y por lograr que el gobierno de la época oficializara este centro docente con carácter público, sumaron a miles de personas de todas las partes del país.

Al igual que ellos, pero en un contexto diferente, nos encontramos desarrollando nuestra labor cotidiana. Hoy es imprescindible sumar.

Resulta imprescindible hacerlo para llevar a cabo la prioridad declarada en nuestro sector: fortalecer el trabajo en la base. La selección de los profesores principales de años académicos, implica la existencia de profesionales responsables de la formación integral a ese nivel; que cuentan con el respaldo de atribuciones jurídicamente establecidas. Pero los resultados de ese trabajo no serán posibles sin el apoyo del resto del colectivo.

Nuestra Universidad debe continuar con las labores de ordenamiento ambiental. Tenemos que ser capaces de concluir las labores que impliquen recuperar las aulas aún afectadas por el paso del huracán Sandy. Se trabaja en ese sentido, con el apoyo del Partido y del Gobierno en el territorio. Aquí también ha sido, es y será necesario sumar.

La gestión de los tres procesos fundamentales: docencia, investigación y extensión, deberá continuar adecuándose al contexto nacional y a las demandas internacionales. Como Universidad surgida del apoyo popular, es imprescindible perfeccionar la relación con la sociedad y la pertinencia de cada proyecto que desarrollamos. Este compromiso se multiplica debido a la importancia del momento actual y al valor de nuestra historia institucional.

No podemos descuidar, en todo este contexto, la trascendencia del trabajo que desarrollamos día a día: en las aulas de la Universidad de Oriente están hoy los ingenieros, licenciados y arquitectos de gran parte del país y de otras naciones del mundo; formamos aquí a los protagonistas del futuro inmediato de Cuba y países hermanos.

El cumplimiento de estas prioridades nos permitirá avanzar en el desarrollo de la Universidad, no sólo de Oriente, sino Cubana y Universal.

Queridos profesores de mérito, gracias por acompañarnos. Sus criterios, experiencias y resultados los han permitido merecer esta condición, que han asumido de manera humilde, como corresponde a los verdaderos académicos que han prestigiado y prestigian nuestra Casa. No puedo dejar de recordar en este momento al Dr. Edmundo Larramendi, que también fue merecedor de esta condición.

Queridos profesores consultantes: les agradezco su presencia en esta celebración. Todos los días, en cada palabra, en cada gesto, realzan lo que significa ser un profesor universitario. Ustedes son el ejemplo que necesitamos en nuestros jóvenes.

Queridos jóvenes: los insto a aprovechar la experiencia que tienen a su alrededor. Sean consecuentes con las mejores prácticas de la docencia y la investigación, y rindan homenaje a ustedes mismos, a nuestra Universidad y a Cuba.

Agradezco, de manera especial a Olga Portuondo, nuestra profesora de mayor experiencia en ejercicio de su labor. Gracias por compartir con nosotros tantos años de fecunda obra.

Estimados compañeros:

Vivimos momentos decisivos para el desarrollo nacional. La sociedad nos demanda que aportemos lo más avanzado de la cultura y la civilización a través de la concreción de nuestras muy diversas metas.

En un contexto en que el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros ha realizado el análisis de las principales carencias que persisten en el ámbito social del país, nuestra institución tendrá que estar a la altura de lo que simboliza. Eso solo es posible con el concurso de cada estudiante, cada trabajador, cada profesor que entiende la importancia de cambiar, para bien, sus respectivos espacios.

Este año, entendimos que celebrar la fundación de la Universidad de Oriente debía ser, ante todo, un momento de descanso en el inmenso trabajo que hemos desarrollado.

A todos ustedes, muchas felicidades en el 66 Aniversario del Alma Mater Oriental.

Muchas gracias.

Esta entrada fue publicada en Discursos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>